Sonido Off / On




  Principal
  Radio y TV
  Sobre Nosotros
  Ayúdanos a seguir comunicando
  Links de Interes
·Comité solidaridad España
·Comité Solidaridad Alemania




  Buscar


  Contador de Visitas
contador de visitas
FRENADESO Noticias 18 de Diciembre de 2017

Frenadeso Nacionales

[Video] Panamá: Conferencia con la prensa CONUSI.

Exigimos salarios dignos. Sindicatos denuncias despidos masivos.










Conferencia con la prensa CONUSI.

Exigimos salarios dignos.

En conferencia con la prensa, la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente CONUSI, denuncia la poca voluntad del sector empresarial en ofrecer un salario digno a quienes hacen posible sus riquezas, este viernes 15 de dic, se llevó a cabo la última reunión de la comisión del salario mínimo en Panamá.

Sindicatos denuncias despidos masivos.

Adjunto propuesta entregada por CONUSI



FRENADESO Noticias 18 de Diciembre de 2018



Propuesta de los representantes de CONUSI

Ante la Comisión Nacional de Salario Mínimo


Consideraciones:

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha considerado el salario mínimo como una política básica de cualquier país. En esta línea los salarios mínimos pueden entenderse como valores referenciales de lo mínimo (cómo indica su nombre) que cualquier persona, independientemente del trabajo que realice, debiera recibir como pago.

Bajo las consideraciones legales existe una flagrante violación a los preceptos Constitucionales, el Código de Trabajo y Convenios Internacionales ratificados por Panamá, en la medida que el salario mínimo no se ha revisado con la periodicidad de dos años; tampoco los aumentos salariales se han correspondido con un ajuste que permita cubrir las necesidades básicas del trabajador y su familia; y mucho menos los ajustes salariales permiten una vida decorosa.

Panamá se encuentra en franca violación de las normas en la medida que ningún salario mínimo, medido en términos reales, logra cubrir el costo de la canasta básica familiar (alimentos, vivienda, agua, luz, transporte, vestido, salud, educación, etc.), cuyo valor asciende a B/. 1,464.65 mensuales, lo que impide mejorar las condiciones de vida de quienes generan la riqueza del país. Sin negar que el 53% de los salarios mínimos no logran siquiera cubrir el costo de la canasta básica de alimento, generando pobreza aún en los asalariados.

En términos económicos, a pesar del crecimiento económico, la mayor riqueza producida en el país no ha significado una mayor proporción del PIB a los asalariados.  El 39% de los trabajadores asalariados devengan salario mínimo. El nivel de los salarios enfrenta un franco deterioro (pérdida de poder adquisitivo). El crecimiento económico se sustenta en la precariedad laboral (informalidad, inestabilidad, menores ingresos, menor accesibilidad a prestaciones y beneficios sociales, falta de garantía en las condiciones laborales, entre otras). Esta precariedad no es resultado de “altos niveles salariales”, sino producto de un modelo de crecimiento económico que no prioriza el desarrollo nacional y social, no promueve las actividades productivas (agro e industria), y permite el derroche de energía y depredación ambiental; dando como resultado la concentración de la riqueza en pocas regiones geográficas, pocas actividades económicas, y pocas manos (115 ultra millonarios), explicando que Panamá sea uno de los 10 países a nivel mundial con peor distribución de la riqueza.

Es importante, recalcar que históricamente no se detecta cierre de empresas por causas del nivel salarial; pero, además, es contraproducente que la dinámica económica, la llamada competitividad y el aperturismo de la economía se sustente sobre niveles paupérrimos de condiciones de trabajo y salarios.

No es posible que una vez más se pretenda hacer recaer el deterioro de algunas actividades económicas sobre los hombros de los trabajadores y su familia. Es más, en las giras que realizó la Comisión Nacional de Salario Mínimo en las provincias, se corroboró que las dificultades que atraviesan se deben a la falta de una política pública integral que las fomente.

Finalmente es importante mencionar que todas las actividades económicas en el periodo analizado presentan crecimiento económico, seis de ellas por encima del promedio nacional.

Sobre la base de estas consideraciones, que no son las únicas, presentamos la Propuesta de CONUSI para el actual proceso de Aumento del Salario Mínimo.


Propuesta:

La propuesta de CONUSI, debidamente sustentada en un análisis de la situación nacional, intenta reducir la brecha de las desigualdades que genera la forma como se viene tratando la revisión de salario mínimo en el país, al tratar entre regiones, actividades y subactividades económicas, tamaños de empresa y salarios mínimos diferentes, generando 34 salarios mínimos, que constituyen el mayor número en América Latina.

Este número exorbitante de salarios mínimos, en un país como el nuestro, no contribuye en nada, pero además genera dificultades en su proceso de aplicación, seguimiento y control.

La propuesta de CONUSI, es una propuesta global, cónsona con las posibilidades económicas del país y la riqueza generada por los trabajadores.

Es una propuesta que ha considerado en sus cálculos dimensiones perfectamente medibles, como lo son la pérdida del poder adquisitivo, el costo de vida y el crecimiento económico del país.

Propone una sola región económica, en la medida que el costo de vida es similar a nivel nacional, sin negar que en algunos distritos de la región 2, algunos bienes y servicios los precios son más altos.

Considera aumento del salario mínimo para el sector público y el sector privado, en función que el incremento de los precios no discrimina entre empleados públicos y privados. Además, se debe hacer valer el principio constitucional de no discriminación salarial.

Aumento cónsono con el costo de la canasta básica familiar para todas/os aquellas/os que laboran en el servicio doméstico.

En lo inmediato, y para no afectar el poder de compra, es necesario disminuir los precios de los bienes y servicios básicos y mejorar el control de los precios de los bienes que integran la Canasta Básica Familiar (CBF), para que el ajuste y aumentos no sean trasladados a los consumidores y para mantener los niveles de salario real.

Es necesario establecer una política de indexación salarial que garantice el poder de compra.

Planteamos, además, que todo trabajador que por causa del riesgo de la ocupación tenga una jornada laboral inferior a las 48 horas semanales, se le reconozca como jornada de 48 horas para la fijación (Ver artículo 177del Código de Trabajo, numeral 4).

Dado el costo de la canasta básica familiar y bajo el entendido que en cada hogar trabaja 1.6 personas, CONUSI plantea un aumento de salario mínimo de 915.00 balboas mensuales para los próximos dos años al nivel nacional. En este sentido, planteamos un solo salario mínimo al nivel nacional. Sin negar, que en muchos de los hogares solo perciben un salario mínimo, algunos no logran jornada completa, aunado al hecho de estar integrados por más de 4 miembros.

Considera un aumento general de los salarios pues desde 1981 no se establece aumento general de salarios, aunado al hecho que la media salarial en el sector privado es de 640.59 balboas mensuales, que no alcanza para cubrir el costo de la canasta básica familiar.

El aumento no compromete el crecimiento económico, tampoco atenta contra las fuentes de empleo. Por el contrario, es un mecanismo dinamizador de la economía doméstica puesto que el aumento general de salario y salario mínimo se constituye en un multiplicador, en la medida que al aumentar el poder de compra y existir un déficit de las demandas sociales de la población, los trabajadores y sus familias con mayor salario podrán resarcir su capacidad de consumo.

El Decreto Ley que establezca los nuevos salarios mínimos debe ir acompañado de considerables sanciones a todos aquellos que incumplan la normativa.

Insistimos en la urgencia de elaborar y discutir con la Comisión Nacional del Salario Mínimo una propuesta metodológica para la medición de la Canasta Básica Ampliada (Costo de alimentos y otros gastos necesarios), como base de sustentación para la revisión del salario mínimo.

Para el próximo periodo de ajuste del salario mínimo, es recomendable iniciar el proceso de discusión en el mes de marzo a fin de tener los resultados a más tardar en el mes de octubre, para que entre en vigor a partir de enero del año correspondiente.

Desde CONUSI hemos advertido nuestro interés en que la revisión del salario mínimo salde una vez por todas la enorme brecha que existe entre costo de vida y salario mínimo.

Recordamos que el precepto constitucional establece que “el salario mínimo debe garantizar cubrir las necesidades normales del trabajador y su familia y mejorar su nivel de vida” (Artículo 66).

¡Salario Mínimo Digno!

¡Aumento General de Salario!










Enviado el Martes, 19 diciembre a las 06:11:05 por franckoi
 
  Enlaces Relacionados
· God
· God
· God
· Más Acerca de Frenadeso Nacionales
· Noticias de franckoi


Noticia más leída sobre Frenadeso Nacionales:
Genaro López (SUNTRACS)

  Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

  Opciones
Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.